Marketing sensorial: El nuevo Marketing del siglo XXI

 

Por Silvia Altarriba. El marketing sensorial es una forma nueva, diferente y original de hacer y entender el Marketing que a priori puede parecer nueva, pero en realidad es una técnica que algunas empresas llevan tiempo utilizando para ver crecer sus ventas. También conocido como Marketing experiencial, nació cuando grandes empresas empezaron a darse cuenta de que los consumidores apenas reaccionaban ya a los anuncios tradicionales en los que se promocionaba un producto ni a las maravillas que proclamaban los envases. Así pues, llevaron a cabo estudios e idearon una nueva forma de llegar al público y que además, consiguiera que el consumidor se “enganchara” a la marca comprando de forma más recurrente. ¿Cómo? Sigue leyendo 🙂

¿Qué es el Marketing sensorial?

El Marketing sensorial o Marketing experiencial se basa en crear experiencias a través de los 5 sentidos: vista, oído, tacto, olfato y gusto. Diversos estudios científicos demuestran que los recuerdos adquiridos a raíz de alguna emoción o sensación permanecen más y mejor en nuestro cerebro que otro tipo de recuerdos. Seguro que recuerdas la canción de Cola Cao: la música es un potente cohesionador que despierta diversidad de emociones en las personas. Provocar sensaciones a través de imágenes, utilizando elementos sencillos que evocan recuerdos e incitan al consumo como el chispeante sonido de las burbujas de la Coca-Cola, el sabroso crujido al morder un helado Magnum o una taza de café humeante son claros ejemplos de Marketing sensorial.

Según Pethick, experto en Marketing, “la razón guía, pero las emociones deciden”. El propósito del Marketing sensorial es crear una experiencia de compra placentera, estimulando uno o varios sentidos a la vez, en la cual el consumidor quiera probar, recuerde esa experiencia y desee repetirla, consiguiendo así la ansiada fidelización y vinculación con  la marca.

Concretamente, el olfato es el sentido más antiguo que poseemos y el que mejores resultados obtiene en Marketing sensorial, conocido como Marketing olfativo. Según el profesor de Marketing de la Universidad de Columbia Bernd H. Schmitt, “recordamos el 1% de lo que tocamos, el 2% de lo que oímos, el 5% de lo que vemos, el 15% de lo que degustamos y el 35% de lo que olemos”. Además, en el libro Emotional Branding: The New Paradigm for Connecting Brands to People, Gobé afirma que las empresas que aplican el Marketing olfativo en sus establecimientos pueden llegar a incrementar sus ventas hasta un 40%.

El Marketing sensorial en las empresas

Las empresas siempre han intentado convencer a los consumidores utilizando argumentos racionales para vender un producto, pero los últimos estudios revelaron que, en realidad, las sensaciones que el producto provoca e inspira en el consumidor es lo que finalmente hace que la balanza se incline hacia el carrito de compra, incluido el envoltorio y la presentación, es decir, el packaging.

A raíz de este descubrimiento, actualmente grandes empresas están invirtiendo y creando unidades especiales para llevar a cabo investigaciones de mercado para conocer las reacciones fisiológicas que provocaban diferentes estímulos visuales, auditivos y olfativos. ¿Cuál es la finalidad de todo esto? Pues encontrar la vía más directa y efectiva para atraer a nuevos consumidores y lo más importante, descubrir la forma de atraparlos y fidelizarlos para que la compra se repita de forma asidua.

El Marketing sensorial no se restringe a productos físicos, también se aplica en el punto de venta. Los colores de la tienda, la iluminación, la distribución, el olor, el hilo musical, etc. son pequeños pero importantes detalles que influyen en la decisión de compra. Si mencionamos el olor del pan recién hecho de la panadería, el aroma de las palomitas en la entrada del cine o el del café recién hecho en cafeterías, sabrás de lo que estamos hablando. ¿Alguna vez has entrado en una tienda solo para escuchar tu canción favorita? ¿Cuántas veces entrado en el Corte Inglés en verano para refrescarte un poco?

Todos son elementos que las empresas pueden potenciar para incitar al consumidor a entrar en la tienda y consumir. No obstante, estos elementos sensoriales no pueden elegirse al azar: es vital conocer cómo es y qué le gusta a nuestro público objetivo, para crear una adecuada e integrada estrategia. Si no se procede así, es probable que los resultados sean opuestos a los esperados.

Un ejemplo de una buena aplicación del Marketing sensorial integrado es la marca Natura. A través del olor, la música y la cuidada decoración de sus tiendas, genera una atmósfera única y placentera que envuelve al consumidor creando su propia experiencia de compra. ¿A quién no le gusta entrar en una tienda Natura?

Por otra parte, desde hace unos años se ha puesto de moda entre las marcas crear su propio perfume, como seguramente habrás visto en famosas marcas de ropa. Y la lista continúa, hay cientos de cosas que se pueden hacer para captar la atención y fidelizar a nuestros clientes.

Todo comunica así que ¿por qué no integrar técnicas de Marketing sensorial a nuestra estrategia de Marketing?

Sensory Communication, agencia de Marketing en Barcelona especializada en Marketing sensorial, ayuda a las empresas a mejorar su branding corporativo y generar un mayor impacto de marca a través de acciones de Marketing creativas y originales. Contacta con nosotros para más información.

Roger de Lluria, 46 pral 1 08009, Barcelona +34 93 487 92 40  info@sensorycommunication.es

 

Los comentarios están cerrados.